monturque.info

 

La mayor parte de la CHG entra en situación de emergencia por sequía, incluida la provincia de Córdoba

Casi toda la cuenca del Guadalquivir ha entrado en situación de emergencia excepcional por sequía declarada a comienzos de este mes de noviembre por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez.

La declaración se ha hecho pública durante la celebración de la Junta de Gobierno de la CHG, órgano colegiado del Organismo de cuenca, participado por los representantes de la Administración Central, Autonómica, Local y los distintos usuarios de la cuenca hidrográfica. Esta situación excepcional afecta a 10 UTE y un subsistema, de las 23 UTE de las que se compone la cuenca, lo que supone el 80% de la reserva total de la cuenca. Entre ellas destaca el Sistema de Regulación General, cuyos 17 embalses pueden albergar hasta 5.721 hm³, el 70% de la capacidad de embalsado del Guadalquivir.

En la provincia de Córdoba la mayor parte de las Unidades Territoriales de Escasez (UTE), que se encontraban en octubre en situación de alerta, aunque han mantenido o aumentado ligeramente el volumen de sus embalses, han entrado finalmente en este mes de noviembre en emergencia.

Los principales embalses cordobeses de las UTEs en emergencia se encuentran actualmente con: 201 hm³ (20,5%) el de Iznájar, 152 hm³ (25,2%) el de Bembézar, 122 hm³ (14,9%) el de La Breña II, 51 hm³ (18%) el de Puente Nuevo, 12 hm³ (29,5%) el de Sierra Boyera, entre otros.

Mientras que la UTE de Martín Gonzalo, con 32,7% de su volumen, ha pasado de prealerta a alerta; y se mantienen en prealerta desde el inicio del año hidrológico las UTEs de Montoro-Puertollano y Abastecimiento de Córdoba, con 50,1% y 49,2% respectivamente.

El presidente del organismo ha dado cuenta de la crítica situación que está sufriendo toda la cuenca del Guadalquivir, que registra, con respecto a la media de los últimos 25 años, un 17% menos de precipitación acumulada, el 57% menos de aportaciones a los embalses y hasta el 20% menos de volumen medio, situándose hoy en día al 26,3% de su capacidad total.

Páez ha recordado que esta situación no es reciente. “Desde hace casi diez años estamos sufriendo un periodo seco. De los últimos ocho, solo uno de ellos, el 2017-2018 se ha aproximado a la media de precipitaciones. El resto se han caracterizado como secos o con tendencia a un periodo seco. Con respecto a las aportaciones, tan solo el 2012-2013 y 2017-2018, obtuvieron valores de aportaciones en torno a la media histórica”.

Ante este contexto y en cumplimiento del Plan Especial de Sequía (PES) de la demarcación, el presidente de la CHG ha puesto en conocimiento de la Junta de Gobierno esta declaración con la máxima de responder a la garantía comprometida con los usuarios. “Nuestra obligación es la de gestionar la realidad de la cuenca en la que existen 4,3 millones de personas, de 554 municipios y 890.000 ha de regadío”, ha matizado.

Esta declaración motivará la puesta en marcha de las medidas planificadas en el PES para la situación de emergencia, entre las que destacan las restricciones al uso industrial, la reserva de 400 hectómetros cúbicos para el abastecimiento en el conjunto de los embalses, la reserva de 100 hectómetros cúbicos para situaciones de emergencia con el objetivo de evitar una pérdida permanente de cultivo para aquellos cultivos vulnerables y la intensificación de campañas de educación y concienciación del ahorro, entre otras.

Además, entre las medidas tácticas a ejecutar de inmediato se ha informado que los desembalses que se produzcan serán solo y exclusivamente para el mantenimiento de los caudales ecológicos mientras se mantenga esta situación y ante la ausencia de precipitaciones. En la misma línea se ha anunciado el incremento de la vigilancia y el control de la Comisaría de Aguas y del Servicio de Explotación para evitar detracciones de caudal para riegos.

La CHG ha señalado que el consumo de agua la cuenca se reparte: un 87% al regadío agrícola, un 10% para el abastecimiento doméstico de la población y un 3% al uso industrial.

Desde la confederación han valorado el compromiso de los usuarios de regadío de la demarcación quienes han cumplido con sus cupos marcados, aún cuando llevan tres años de restricciones en las campañas de riego y tendrán que tomarlas para esta futura campaña.

Inicialmente para el año hidrológico 2021-22 no se prevé una mejoría, ya que hasta el momento la precipitación acumulada, a pesar de las lluvias registradas a finales de octubre, se sitúa en poco más de 40 l/m², muy por debajo de la media histórica para el mismo periodo que alcanza más de 70 l/m².

En la Junta de Gobierno de la CHG la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) ha pedido la condonación de los cánones y tarifas de riego para todos los regantes del Guadalquivir, así como otras medidas fiscales y económicas compensatorias para paliar los efectos socioeconómicos de la sequía. Estas medidas fueron aprobadas en una situación similar por la que pasó la cuenca en anteriores años (2006, 2007 o 2008).

Etiquetas: , , ,

Escribe un comentario

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.