monturque.info

 

Emproacsa inicia una campaña de sensibilización y concienciación de ahorro de agua

Esta semana la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa) ha dirigido una carta a todos los ayuntamientos de la zona sur y centro de la provincia que se abastecen del embalse de Iznájar para que informen a todos los vecinos y usuarios para racionalizar y reducir en la medida de los posible el consumo de agua potable.

Desde el mes de julio, Emproacsa ha estado analizando la situación del embalse ya que se encontraba a menos del 30% de su capacidad. A punto de concluir el mes de agosto, tras una larga ola de calor, debido al continuo consumo, ha hecho que el embalse se encuentre en estos momentos cerca del 20% de su volumen, por lo que la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba ha considerado poner en marcha una campaña de sensibilización y concienciación de ahorro de agua.

A medidos de este mes algunos municipios, como Benamejí y Lucena, han activado las alarmas, poniendo en marcha planes de ahorro de agua a nivel municipal mediante el cierre de fuentes o baldeo de calles para su limpieza o corte de suministro en algunas instalaciones.

Desde esta semana de agosto, Emproacsa se ha dirigido a cada uno los consistorios, desde Monturque en el sur hasta Fuente Palmera en el centro de la provincia, informando del volumen de agua que se suministra a la localidad, unos 274 litros por habitante al día; también ruega a toda la población que colabore para evitar problemas de falta de agua para empeorar la situación; así mismo la Emproacsa esta adoptando una serie de medidas en cada uno de los municipios como: la vigilancia y control de la red, la búsqueda y reparación de fugas, y una campaña de concienciación de ahorro de aguas entre otras medidas.

Otro asunto vinculado es el trasvase Iznájar-Antequera que pretende impulsar la Junta de Andalucía después del verano, el cual cuenta también con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG); numerosas administraciones cordobesas, como el ayuntamiento de Iznájar, y entidades agrícolas de la provincia, como Asaja-Córdoba, han puesto de manifiesto su más rotundo rechazo por los problemas que se podrían generar tanto en los municipios como en el campo cordobés.

La última crisis de agua que la provincia de Córdoba vivió por falta de agua en el pantano de Iznájar fue entre los años 2005 y 2008, en la que todas las localidades sufrieron numerosos cortes, especialmente en verano, en la que surgieron otros problemas como la acumulación de fertilizantes en las aguas, como la terbutilazina.

Etiquetas: , , ,

Escribe un comentario

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.