monturque.info

 

Comienza el año hidrológico con el pantano de Iznájar al 20% de su capacidad

Esta semana ha comenzado el año hidrológico, el 1 de octubre, y los pantanos de Córdoba afrontan la situación con los peores datos en la última década al 21,3% de su capacidad, empeorando las cifras respecto al 2020 que eran del 25%.

En la provincia de Córdoba, tras acabar el periodo más seco del año, se ha acumulado poca agua para aliviar el estado de los embalses que no se encontraban este verano en su mejor momento.

Los niveles marcan que actualmente el pantano de Iznájar almacena 195 hectómetros cúbicos, con un 19,93% de su capacidad. Por volumen siguen el de La Breña II y Bembézar que se encuentran al 15,04% y 27,08, el primero cuenta con 124 hectómetros cúbicos y el segundo con 93.

El embalse de Iznájar es el más importante de la provincia de Córdoba en cuanto a abastecimiento ya que distribuye agua por todos los municipios del sur y centro-oeste de la provincia, en torno a 300.000 personas; siendo el pantano de mayor volumen en la comunidad andaluza con con 981 hectómetros cúbicos.

Por estas fechas los niveles históricos más bajos del embalse de Iznájar han sido: 253 hm3 en 2020 (un 25,8% de su capacidad), 236 hm3 en 2017 (un 24,1%), 261 hm3 en 2009 (un 26,5%), 152 hm3 en 2008 (un 15,5%), 200 hm3 en 2007 (un 20,4%), 260 hm3 en 2006 (un 26,5%), 235 hm3 en 2000 (un 24,0%).

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) establece cuatro indicadores para medir el nivel de riesgo en los embalses:

  • La “normalidad” se marca cuando no existe ningún peligro y los pantanos cuentan con el suficiente volumen de agua recogida tanto para abastecimiento como para riego.
  • La situación de “prealerta” se fija cuando las reservas no son suficientes para mantener más de dos años.
  • La “alerta” se establece cuando las reservas no puede abastecer el 100% de la demanda de agua para dos años de consumo y para el riego sólo puede cubrir el 60% volumen de agua de una campaña y el 80% de otra.
  • “Emergencia” se establece en caso de sequía cuando no se puede garantizar el agua por completo durante un año, mientras que en riego la el abastecimiento baja hasta el 60% en el mismo año.

Esta semana el presidente de la GHG ha emitido unas declaraciones a los medios indicando que el próximo mes de noviembre llegará una declaración oficial del estado de sequía, indicando que en este mes de octubre toda la cuenca pasa de situación de alerta a emergencia. De igual forma ha querido señalar que aunque se entre en este nivel, el abastecimiento a la población estaría garantizado, sin embargo afectaría desde su activación a los agricultores de regadío.

La CHG pediría al Gobierno de España la activación de un Real Decreto Ley en el que se establecerían una serie de medidas a seguir durante el periodo de tiempo que dure esta situación. Entre las principales medidas que se llevarán a cabo sería reservar 400 hectómetros cúbicos de agua para el abastecimiento junto a una serie de medidas restrictivas.

Asimismo se pondría en marcha el Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía del Guadalquivir (PSE) que permitiría, tras dos meses consecutivos en esta situación, que se declare la situación de sequía extraordinaria.

Miembros de la CHG también han señalado que tendrían que llover muchos días o formarse muchas DANAs (depresión aislada en niveles altos) en algunas áreas para que los embalses se recuperaran lo suficiente para impedir que en noviembre continuara la emergencia.

Etiquetas: , , , ,

Escribe un comentario

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.