monturque.info

 

La Ruta del Vino Montilla-Moriles define en su asamblea las áreas de mejora y retos

La Ruta del Vino Montilla-Moriles ha celebrado en la última semana de enero una asamblea general a la que asistieron representantes de los 17 municipios que forman parte de la misma, así como más de 60 empresas turísticas y hosteleras, bodegas y lagares asociados, con el objetivo de establecer las nuevas líneas de trabajo para tratar de consolidar esta propuesta turística como herramienta para el desarrollo económico de toda comarca.

Durante el encuentro, que también sirvió para hacer balance del trabajo desarrollado por la Ruta del Vino durante la pasada edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur 2020), los participantes coincidieron en señalar entre los retos de futuro aspectos como una mayor coordinación entre todos los municipios y entidades privadas implicadas; una apuesta por la formación específica para mejorar la atención a los visitantes; o el fortalecimiento de las relaciones con otras instituciones, como la Diputación o Turismo Andaluz.

“Este encuentro nos permite poner en común las necesidades que se plantean, algo especialmente importante ante la llegada de nuevos alcaldes a los ayuntamientos, con el objetivo de consolidar un producto fundamental para el desarrollo turístico de la comarca”, explicó el presidente de la Ruta del Vino y alcalde de Montilla, Rafael Llamas, en un comunicado dirigido a los medios. En este sentido, destacó que además de ampliar el número de iniciativas privadas inscritas que “aboguen por la Ruta del Vino como una herramienta eficaz y con capacidad para el desarrollo de su actividad turística”, una de las principales áreas de trabajo buscará incrementar la calidad en la atención al visitante. “Mejorar la formación de todos los agentes implicados es la mejor garantía de que el visitante obtendrá la mejor imagen y el mejor recuerdo de la Ruta”, remarcó el presidente.

“La Ruta del Vino se asienta sobre un territorio formado por casi una veintena de municipios que debemos trabajar decididamente para que esta iniciativa se convierta en una herramienta útil que propicie el desarrollo económico de la zona”, indicó Llamas.

El origen de este consorcio comenzó en 2001 y no fue hasta julio de 2005 cuando consigue la certificación de la Ruta del Vino Montilla-Moriles, por parte de Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) y la Secretaría General de Turismo de España (SGT), como Ruta del Vino de España consiguiendo ser la primera ruta certificada de Andalucía. Aguilar de la Frontera, Córdoba, Fernán Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles y Puente Genil fueron las primeras localidades que compusieron este recorrido y a lo largo de los años se fueron integrando: Baena, Cabra, Castro del Río, Doña Mencía, Espejo, Montalbán, Monturque y Santaella; hasta un total de 17 municipios.

Etiquetas: ,

Escribe un comentario

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.