monturque.info

 

La mayoría de los municipios de la Campiña Sur acuerdan no abrir las piscinas este verano

Los alcaldes y alcaldesas de la mayoría de los municipios de la Campiña Sur, diez de las doce localidades de la entidad, han descartado la apertura de las piscinas municipales durante este año.

Estos regidores han manifestado en un comunicado conjunto el lunes 8 de junio que tras un estudio responsable de las condiciones higiénico-sanitarias a cumplir para la reapertura al público de las piscinas municipales con motivo de la crisis del COVID-19 y anteponiendo por encima de cualquier otra cuestión la salud de nuestros vecinos, han decidido que las mismas permanezcan cerradas durante esta temporada de verano. Así mismo reconocen el notable esfuerzo que realizarán los ayuntamientos de Montilla y Monturque que han optado por reabrir las piscinas durante los próximos meses.

Así mismo indican que la piscina es uno de los servicios municipales más populares y concurridos que ofrecen los ayuntamientos durante los meses de verano, punto de encuentro de vecinos de todas las edades y visitantes de distintos lugares. Precisamente, en estos momentos, son estas bondades las que convierten a las piscinas en potenciales focos de contagio, debiéndose extremar en ellas las medidas de higiene y seguridad.

Estos consistorios reiteran en que las autoridades sanitarias, tanto del Gobierno de España como de la Junta de Andalucía, conscientes de ello, han elaborado sendas guías para la protección de la salud en la reapertura de las piscinas que son difíciles de cumplir.

Los alcaldes de estos municipios marcan que dichos documentos recogen estrictas medidas higiénico-sanitarias vertebradas en torno a varios puntos clave: distanciamiento, higiene de manos y respiratoria, desinfección, reducción de aforo y limitación de uso de las instalaciones, entre otros. Medidas, por otra parte, difícilmente garantizables para los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes de la comarca Campiña Sur que suscriben el comunicado.

Igualmente comentan que la exigencia del distanciamiento social impuesta, tanto en zona de baño y descanso, no solo comporta una importante disminución del aforo, si no además, la prohibición de toda actividad recreativa en ambas zonas, así como la exigencia de que los niños menores de 14 años permanezcan dentro del espacio ocupado por la unidad familiar. Esta limitación, además, dificulta considerablemente el concepto de universalidad al que debe dar respuesta todo servicio público.

Por otra parte, desde la administración autonómica se han articulado recursos de apoyo para los municipios de la costa que entienden que debían haberse extendido a todos los municipios del interior de Andalucía.

Los regidores municipales indican que estas duras condiciones, a la vez que necesarias, resultan esencialmente incompatibles con la naturaleza del propio servicio, dado que las piscinas recreativas, si por algo se caracterizan, es por su ambiente de juego, relajación y convivencia, haciendo técnicamente muy difícil garantizar el cumplimiento de las mismas.

También remarcan que la adaptación a la nueva normalidad del servicio de piscina supone, consiguientemente, la quiebra de la esencia del propio servicio, sin que ello, a pesar de tanto esfuerzo, pueda garantizar a todos los vecinos las condiciones sanitarias necesarias y exigibles en estos momentos de gran incertidumbre. Por ello, pese a lo doloroso de la decisión, en aras de proteger la salud de los vecinos como el bien más preciado, los alcaldes de estas diez localidades han entendido que la opción más responsable pasa porque dichas instalaciones permanezcan cerradas durante este verano. Decisión que, por otra parte, está siendo adoptada, desde las mismas premisas, por un gran número de los municipios de toda la geografía andaluza.

Por todo ello, los regidores de estos pueblos de la Campiña Sur Cordobesa, desde la firme convicción de que gobernar supone garantizar el bien común de vecinos y vecinas, han suscrito un documento con la esperanza de que, una vez superada esta terrible pandemia, puedan ofrecer el mejor servicio público, en toda su integridad y en las óptimas condiciones posibles de garantizar su bienestar, de manera similar a como se ha hecho en años anteriores.

Muchos municipios de diferentes comarcas cordobesas han tomado la misma decisión de no abrir las piscinas, así lo han determinado la mayoría de localidades de la mancomunidad del Valle del Guadiato, Vega del Guadalquivir(1) y Alto Guadalquivir(2), que lo han transmitido en comunicados o reuniones; otras comarcas como Campiña Este-Guadajoz, Subbética o el Valle de los Pedroches(3) por el contrario gran número de sus municipios si van a abrir, excepto las localidades de Carcabuey, Zuheros, Valenzuela y El Viso.

En Andalucía ocurre de manera similar en las restantes provincias, en la que numerosas localidades, incluso de más de 20.000 habitantes como Albolote, Almonte, Lebrija, Marchena e incluso el costero Motril, por priorizar la salud, no van ofrecer a la población las piscinas municipales durante los meses cálidos del año.

La actividad de las piscinas al aire libre o cerradas empezó a recuperarse a partir de mayo en la fase 2, desde que la crisis sanitaria paralizó todos los eventos de ocio y deportivos; para ello se estableció un aforo del 30% así como diferentes recomendaciones de higiene, limpieza, prevención y seguridad para su uso. En la fase 3 el Gobierno Central no señaló ninguna reducción respecto a la segunda fase, mientras que la Junta de Andalucía ha redactado de un documento técnico con las condiciones, recomendaciones y medidas a seguir para la apertura de piscinas.

Cuando concluya esta última fase llegará la “nueva normalidad”, un periodo en el que nuevamente se reducirán las restricciones y se mantendrán una serie de normas con obligaciones y sugerencias; pero esta etapa no finalizará hasta que se encuentre una vacuna o un tratamiento efectivo contra el COVID-19.

——————————————————————————————————————————————-
Referencias posteriores a la redacción de este artículo que amplían el mismo:

  1. Los municipios de Almodóvar, Fuente Palmera, Guadalcázar, Hornachuelos y Posadas emiten el 23 de junio un comunicado anunciando que sus localidades no abrirán las piscinas. En la comarca de la Vega del Guadalquivir solo La Carlota y Palma del Río abrirán sus puertas.
  2. En una reunión telemática de los alcaldes Mancomunidad del Alto Guadalquivir celebrada el 24 de junio, deciden los municipios de Adamuz, Bujalance, Cañete de las Torres, El Carpio, Pedro Abad, Villa del Río, y Villafranca por unanimidad mantener cerradas sus piscinas municipales; Montoro al tener una concesión privada, mantiene aún la duda sobre si ofrecer o no para este verano la posibilidad de abrir.
  3. En una reunión telemática mantenida el 28 de mayo los alcaldes de la comarca del Valle de los Pedroches acordaron que de momento y en las condiciones que se exigen no se van a abrir las piscinas municipales; en una nueva reunión telemática el día 17 de junio se acordó por mayoría la apertura de las piscinas públicas en sus municipios durante este verano.
Etiquetas: ,

Escribe un comentario

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.