monturque.info

 

Andalucía amplia horarios en hostelería para reparto a domicilio y acuerda el programa de vigilancia de cuarentenas

Esta semana la Junta de Andalucía ha realizado una serie de rectificaciones a las medidas implantadas en Andalucía para frenar los contagios del coronavirus siendo publicadas en el BOJA.

La principal rectificación, publicada en el BOJA del 13 de noviembre, es que dispone que los bares y restaurantes podrán mantener su actividad hasta las 23:30 para atender los pedidos de comida a domicilio.

El horario de atención al público se mantiene hasta las 18:00, pero los propietarios podrán seguir trabajando para atender el servicio de comida a domicilio, recogiendo pedidos hasta las 22:30 como máximo.

Esta norma será aplicable para todos los niveles salvo en las zonas de Nivel 4 con Grado 2, es decir todos los bares y restaurantes de Andalucía salvo en la provincia de Granada, que permanecerán cerrados como mínimo el 23 de noviembre.

Otra de las rectificaciones realizada por la Consejería de Salud, publicada el jueves 12, en la que se permite finalmente realizar actividad física al aire libre en centros deportivos para deporte no federado a partir de las 18 horas siempre que no se trate de deportes de contacto, eliminando la limitación establecida con anterioridad para los menores de 16 años.

Esta semana también se ha informado que se ha alcanzado un acuerdo entre la Consejería de Salud y Familias de la Junta y unos 500 ayuntamientos andaluces para que sus cuerpos de la Policía Local dispongan de los datos de los enfermos de coronavirus que deben mantenerse en cuarentena, de modo que se vigile que cumplan con el aislamiento domiciliario.

Según ha indicado la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) se trata de una vigilancia fruto de un acuerdo entre la Junta y la FAMP realizado el pasado mes de octubre, al cual se han adherido de forma voluntaria los ayuntamientos.

De esta forma, los agentes de la policía local dispondrán de información sobre identidades y calendario de cuarentenas de los vecinos que deben permanecer aislados en sus domicilios, además de examinar periódicamente los listados de afectados por Covid-19 para realizar un seguimiento.

Esto se ha desarrollado para tratar de evitar los incumplimientos que algunos ciudadanos, tras dar positivo por Covid-19 o conocer que han sido contactos estrechos de alguien diagnosticado con el virus, no cumpliendo con las preceptivas medidas de aislamiento.

Por ello se ha puesto en marcha la app APEX por parte del Sistema Sanitario Público Andaluz (SSPA), para poder trasladar esta información de manera periódica. Gracias a ella, las diferentes delegaciones territoriales podrán informar de forma periódica a los policías locales de cada municipio sobre qué vecinos deben cumplir aislamiento.

Se les ha solicitado a todos los jefes y miembros de la Policía Local de cada municipio andaluz la firma de un documento de confidencialidad, en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos, para que hagan uso de esta información de forma estrictamente confidencial y únicamente con fines de Salud Pública.

En el caso de que las localidades no dispongan de Policía Local, dicha información se coordina a través de la Subdelegación de Gobierno de cada provincia.

Según el decreto sancionador aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, tiene consideración de infracción grave el incumplimiento del deber de aislamiento domiciliario acordado por la autoridad sanitaria o, en su caso, del confinamiento decretado, realizado por personas que hayan dado positivo en Covid-19.

Las sanciones graves suponen una multa desde 3.001 hasta 60.000 euros, y a ellas se unen con sanción leve y una multa de 100 a 3.000 euros el incumplimiento de la medida cautelar de cuarentena acordada por la autoridad sanitaria competente en personas que no hayan dado positivo en coronavirus pero que sean contactos directos de un enfermo confirmado.

Etiquetas: , , , ,

Escribe un comentario

Un moderador leerá tu comentario y este podría tardar un poco en aparecer en el blog. No hace falta que lo vuelvas a escribir o enviar.